shormed

Me gustas porque me haces arder. Y también por lo nerviosa que me pongo cuando me dices esas cosas… Que me sacas los colores y sé que te gusta que sea tan vergonzosa. Que te pone que contigo no sea tímida, y que te acalora que te diga que quiero tu boca deslizándose bajo mi ropa. Me gusta que me digas “cada día estás más buena” y yo sonrío aunque sé que estás de broma. Y a ninguno nos importan las mentiras. Solo jugamos, y nos divertimos. ¿Y si nos lo pasamos bien cuando hablamos para qué vamos a complicarnos? La verdad a veces no reconforta.