alegremelancolia
A veces lo mejor es dejar de hablar, porque nuestras conversaciones interminables ya no llevan a ningún sitio, porque el mundo no se para al ver el mensaje que me has escrito, porque ya no me quedo despierto hasta tarde mirando la pantalla de la computadora o el celular contándote que tal el día. Porque todo acaba, y por primera vez deberíamos empezar la despedida.